Av. Cantabria 50, Bajo 39012 Santander - Cantabria

Tasación Pericial Contradictoria

28 de Julio de 2015

La tasación pericial contradictoria es una de las prácticas más habituales dentro de las funciones de un perito inmobiliario y de los distintos procesos que pueden implicar comprobación de valores (donaciones, herencias, compraventas, etc.). Es un derecho que los contribuyentes podemos ejercer cuando no estamos de acuerdo con el valor comprobado por la Administración de los bienes y derechos, que considera que es más alto que el que tenía en el mercado en su momento.

El contribuyente puede solicitar la tasación pericial contradictoria en dos momentos:

  • Cuando se ha notificado la liquidación provisional derivada de la comprobación de valores. En este caso, el plazo es de un mes contando a partir del día siguiente a dicha notificación.

  • Si ha interpuesto un recurso de reclamación económico-administrativo y se han reservado el derecho a promover la tasación pericial contradictoria. Aquí, el plazo de un mes contará a partir de la fecha de la firma por la vía administrativa del acuerdo que resuelva el recurso interpuesto contra la liquidación provisional.


La tasación pericial contradictoria se inicia una vez notificada la liquidación provisional, mediante la solicitud dirigida a la Administración, que ha de constar:

  • Identificación del interesado.

  • Domicilio a efectos del interesado.

  • Acto administrativo sobre el que solicita la Tasación Pericial Contradictoria.

  • Declaración explícita de que no ha impugnado en vía económico-administrativa.


Una vez que está presentada la solicitud, la Administración notificará al interesado para que nombre a un perito y que aporte la valoración realizada por este, en un plazo de 10 días, de no ser así, se entenderá que el interesado renuncia, y se dará por terminado el procedimiento.

Designado el perito, tiene un mes de plazo para aportar el informe de tasación pericial contradictoria. Si transcurre el plazo sin haber  presentado la valoración, se entenderá que desiste, dando por terminado el procedimiento.

El perito debe realizar una comprobación de la diferencia entre el valor que ha determinado el perito de la Administración y el suyo propio. Si es igual o inferior a 120.000€ y al 10% de la tasación, se dará por terminado el procedimiento y la tasación servirá de base para la liquidación. Si la diferencia es superior, deberá designarse un tercer perito. 

El tercer perito puede exigir el pago de sus honorarios previo a realizar su cometido, a depositar en el Banco de España o en el Organismo Público que determine cada Administración Tributaria, en una plazo de 10 días. De no realizarse por cualquiera de las dos partes, supondrá la aceptación de la valoración realizada por el perito de la otra parte. Una vez que ya está aceptado el tercer perito, se le entregarán los informes de ambas partes y deberá confirmarlas o realizar otra nueva valoración independiente en el plazo de un mes.

Si la diferencia entre la tasación del tercer perito supera el 20% de la tasación ya practicada, los gastos de este serán abonados por el contribuyente, mientras que si sucede lo contrario, será la Administración la encargada de abonárselos.

La valoración del tercer perito servirá de base a la liquidación que proceda con los límites del valor declarado y el valor comprobado inicialmente por la Administración Tributaria.


FINALIZACIÓN DEL PROCESO


Una vez se ha notificado el valor de los bienes, la Administración procederá a dictar una resolución que ponga fin al procedimiento de tasación pericial contradictoria y a notificárselo a la persona interesada. 

Se girará una nueva liquidación conforme a la valoración que se ha determinado en el procedimiento de la tasación y se establecerán nuevos plazos de ingreso en la misma. Esta nueva liquidación, puede ser impugnada mediante una reclamación económico-administrativa fundándose en efectos de la liquidación pero nunca en la valoración que ha sido resuelta por el procedimiento de tasación pericial contradictoria.